Blog

Las luces de las prisas en un puente situado en la Avenida América

Tríptico luces de las prisas. Saâd Jebbour.
 
Fueron la lluvia y el recién llegado frío (que llegó para quedarse) quienes pusieron fin a nuestra sesión fotográfica. Estuvimos esta noche mi Fati y yo en la Avenida de América, concretamente en el puente situado encima de la Calle Francisco Silvela; armados con un trípode y nuestras cámaras intentamos captar la esencia nocturna de nuestro Madrid.

La novedad es que estas fotografías han sido tomadas con mi nuevo objetivo : un 28 – 70 mm de apertura f2.8, todo un mastodonte 🙂 ! Estoy muy contento con esa óptica !

Un cumpleaños sorpresa, un cumpleaños especial

Recuerdo que era un día agotador, era el segundo día de rodaje de “Anfibio” (el cortometraje que dio un bonito fin a nuestra carrera universitaria, pronto tendrán la ocasión de verlo 😉 ), todos los que han trabajado en un rodaje saben lo fatigoso y divertido que puede ser. Y no sólo fue eso, sino que asistimos también a la presentación de dos libros en la Casa del Libro de la Calle Alcalá : “Días de Viaje” de Aniko Villalba y “Caminos invisible” de Juan Pablo Villarino y Laura Lazzarino; así que el día fue aún más divertido. De vuelta a casa mi Fati me dice que Juan me quería invitar a una caña en el multicultural barrio de Lavapiés y tras salir por la boca de metro, !sorpresa! me encuentro con mis amigos 🙂 Ya no digo nada más, las fotografías hablan por sí solas jiji

 

Las vacaciones antes de las vacaciones, Paris y Bruselas

Estábamos ya en Junio, todavía quedaba un último trabajo que entregar a la Universidad, pero aún así me permití un respiro y me fui a París y Bruselas con mi madre. El plan era pasar un par de días en la capital francesa y después hacer una visita a mi tío en Bélgica, todo salió redondo. Pudimos visitar el alto barrio de Montmartre en la ciudad del amor y tomar un café en la cafetería “Café des 2 Moulins”, famoso por ser uno de los escenarios del célebre film (y uno de mis preferidos) “Le fabuleux destin d’Amélie Poulin” de Jean-Pierre Jeunet. Bruselas también fue fruto de paseos turísticos, pero lo más importante y bonito fue haber vivido con mi tío casi una semana, fue una experiencia inolvidable. Mi tío es una de esas personas difíciles de encontrar, una persona con un corazón blanco como la espuma de mar, una persona que ha sido de todo en la vida : buzo, piloto, cocinero, camarero, etc; y lo más sorprendente es que asistió a uno de los festivales más grandes de la historia del rock : el Festival de Woodstock en 1969, donde grandes personalidades como Jimi Hendrix o Carlos Santana deleitaron a los asistentes con su música.

Fotográficamente hablando este viaje me aportó algo nuevo y diferente, me hizo tomarme el acto de fotografiar con más calma, no es que antes fuera un bruto dándole al disparador de la cámara jajaja. Podía pasarme bastante tiempo delante del sujeto con la cámara en mano, me tomaba mi tiempo para encuadrar, enfocar, exponer, etc. sacaba la foto la miraba, sino me convencía sacaba otra hasta encontrar lo que buscaba. Tampoco saqué muchas imágenes,  intento pensar siempre en analógico (recuerdo las palabras que me decía mi jefe en la agencia de fotografía Contraste Hardy & Goyer situada en Niza – Francia – “Pensez en analogique”), es decir, sacar sólo la foto que busco, no veinte más, y créanme, teniendo tarjetas de memoria que te permiten sacar cientos de instantáneas no es fácil. También borré muchas fotos desde la cámara, después a la hora de ordenarlas en mi ordenador y trabajar en postproducción con ellas lo agradecí. Obviamente las saqué en formato RAW, teniendo así toda la calidad necesaria para realizar un buen trabajo en postproducción.

En postproducción, aparte de ajustar la exposición y el contraste junto con otros parámetros a mi gusto (blancos, luces fuertes, negros, recuperación, etc), lo que más tiempo me llevó fue el tratamiento individualizado de cada color en cada fotografía; los rojos, los verdes, los azules, los naranjas, los amarillos, junto con otros se fueron modificando o no dependiendo de la imagen correspondiente. Lo del tratamiento individualizado de los colores lo comencé haciendo con “Saudade en Lisboa“; mi intención al trabajar esto es darle un poco más de vida a la fotografía, el resultado final no es nada exagerado, no busco simular una pintura con colores saturados, sino tener una imagen que refleje lo retratado en ella tal y como lo vieron mis ojos, tal y como lo sentí. Aunque he de reconocer que probé a saturar los colores y el resultado no me disgusta, quizás algún día os sorprenda con algún contenido nuevo 🙂

Sólo decirles que estoy enamorado de estas fotografías, espero que les gusten; no se corten en dejar sus comentarios, estoy interesado en conocer sus opiniones 😉 Si os gustan las fotografías os invito a que compartan este enlaces con sus amigos y familiares.

« In the mood for love » (2000) de Wong Kar-Wai

Cartel In the mood for love

¿Cuántas películas de amor habremos visto a lo largo de la historia del cine ? Seguramente más de la mitad de los filmes realizado son de este género. ¿Cuántas veces nos hemos visto aburridos por estas acaramelizadas historias? Sin lugar a dudas, habríamos necesitamos más de mil manos para contarlas. Pero a veces (por suerte), existen excepciones, nos encontramos con joyas cinematográficas que rompen con esta linealidad, son historias de amor, pero totalmente diferentes a las que estamos acostumbrados a ver. Es el caso de «In the mood for love » (título en castellano : « Deseando amar ») (2000) del director hongkonés Wong Kar-Wai.

El film nos cuenta la historia del Sr. Chow y la Sra. Chan, interpretados por los mágicos Tony Leung y Maggie Cheung, respectivamente ; ambos se mudan al mismo bloque, casualmente el mismo día y sólo separa a sus apartamentos un pared. Algo más que una amistad empieza a cuajar entre ellos tras los encuentros fortuitos cuando salen a comprar fideos, algo más que una amistad empieza a tejerse cuando se confiesan el uno al otro que sus parejas, ausentes durante todo el film, les están siendo infieles. En ningún momento de la película vemos al Sr. Chan o la Sra. Chow aunque se hable bastante de ellos, una sutileza admirable fruto de una gran cineasta. A lo largo de « In the mood for love » vemos un deseo (de allí su nombre en castellano) por el amante por parte de ambos protagonistas, aunque este deseo se ve cohibido por la sociedad y las normas sociales, esto se ve reflejada en el personaje de la dueña del piso, que es la que se los alquila a ambos; este deseo culmina en la habitación 2046 de un hotel, a puerta cerrada claro está, ya que en ningún momento vemos algún tipo de adulterio, la sutileza del Sr. Kar-Wai.

Otros dos aspectos importantes dentro de la trama del film, aunque realmente formarían parte de la subtrama, son el secreto y el tiempo. Antes de hablar de esto conviene decir que el film es un largo poema que dura 95 minutos, cada minuto es un verso plagado de metáforas y demás recursos literarios , de esto el espectador se da cuenta en los primeros minutos de la obra. El tiempo es un elemento muy recurrente, lo vemos simbolizado en el reloj de la oficina donde trabaja la Sra. Chan, los planos ralentizados, el cigarrillo del Sr. Chow ; el tiempo se nos muestra como el toro que persigue el momento presente, ambos protagonistas luchan contra él, esto se ve claramente cuando el Sr. Chow dice «No puedo perder más tiempo pensando si me he equivocado, la vida es demasiado corta”. La forma en que se nos presenta el secreto es digna de un gran cineasta : ambos protagonistas se refugian de la sociedad y de las normas sociales en la habitación 2046, ambos mantienen su relación sin que sus verdaderas parejas lo sepan ; pero el secreto alcanza su zenith como si una escultura de canones perfectos se tratara cuando el Sr. Chow, en mitad de un templo en Camboya, cuenta todos sus secretos a un agujero que se encuentra en una pared, y después lo tapa.

In the mood for love II

Viendo este film uno se da cuenta de que no es como los que estamos acostumbrados a ver habitualmente, no es una super producción de Hollywood, ni mucho menos. « In the mood for love » es una película hongkonesa, de un director muy particular, un poeta de la imagen ; salta a la vista que la estética del film es muy particular. La fotografía, el gran y admirable trabajo de Christopher Doyle y Mark Li Ping-Bing se resume en unos colores llamativos y un tanto contrastados, unos colores que resaltan la belleza de la historia y la elegancia de los personajes protagonistas. Mención especial al montaje, que se nos presenta con cambios de tempo y de ritmo constantes, también tenemos algunos planos ralentizados ; vemos aquí un montaje atípico que asombra al espectador que no está acostumbrado al cine asiático.

Con « In the mood for love » nos damos cuenta de que Hollywood no es el centro neurágilco del cine, sino que existe más allá de las fronteras de los Estados Unidos de América un cine con aspiraciones diferentes, un cine que hace pensar, un cine que hace sentir, un cine de verdad.

Saudade en Lisboa

Hace poco más de un mes hicimos un viaje entre amigos, eramos : Miguel, Carlos, Victor, Pichi y yo ; Mig y yo hemos considerado este viaje como el de fin del carrera. El destino era Lisboa, la capital de la Saudade; pero no fuimos para ver la épica final europea de la UEFA Champions League (lo que pasa en Lisboa se queda en Madrid), sino que fuimos nada más y nada que menos que para ver en directo a sus satánicas majestades… ¡¡¡ LOS ROLLING STONES !!! La experiencia fue inolvidable, de las mejores de nuestras vidas, sin lugar a dudas.

Las únicas fotos que tengo de tal evento están hechas con el móvil, pero esas no las subiré por aquí; las imágenes que compartiré con ustedes son las que fui haciendo por la ciudad. Gracias a mi cámara, intenté captar esa Saudade que se respira por las calles de Lisboa, esa tranquilidad, esa paz, ese aire marino que viaja a través de casi toda la Península Ibérica gracias al Río Tajo.

Lisboa es una ciudad que enamora a primera vista, esconde el alma de un espíritu antiguo; es una ciudad solitaria, que deambula por las noches sin compañía. Sus calles estrechas y su oscuridad me recuerdan un poco a Barcelona, sus típicos tranvías amarillos suben y bajan calles como glóbulos rojos transportando oxígeno por las arterias de un cuerpo. De día es la alegre dama que atiende a todos, ofreciendo sonrisas a cualquiera que se pasea por ella; pero por la noche, la dama vuelve a su casa para dormir, y todo lo que sucede en la ciudad, es el sueño de aquella mujer.

Las fotografías que verán a continuación son muy variopintas, las hay donde salen estos amigos – sobretodo Pichi, un colombiano muy entrañable -, las hay de paisaje, etc. ; éstas últimas son las que más me gustan, las que más me transmiten esa Saudade. La novedad de esta pequeña muestra fotográfica es que algunas imágenes han sido tratadas durante su postproducción de una manera especial, los colores han sido trabajados de manera individual: los rojos por una parte, los verdes por otra, etc. Todo este tratamiento intenté hacerlo sin estropear la esencia de la foto, dejándola lo más fiel a la realidad, impregnando en ella los sentimientos que corrían en mi interior cuando las tomé en su momento.

“Teranga”, la exposición fotográfica vuelve de nuevo

Cartel Teranga Junio. Saâd Jebbour.

Os escribo ahora, y lo hago con una gran alegría, para anunciarles la segunda edición de mi segunda exposición fotográfica “Teranga”. Muchos de ustedes ya habéis disfrutado de ella durante los pasados meses de Enero-Febrero en el Centro Social Casino de la Reina (Madrid), pero ahora ofrezco a los que no pudieron verla y a los que quieran volver a recrearse en aquellas fotografías exóticas, la oportunidad de volver a viajar al país de la « Teranga ».

Esta vez, el sitio elegido para dicho evento es diferente, me siento orgulloso de poder exponer mis fotografías en la que es mi casa, la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid. Esto no habría sido posible sin la ayuda de la profesora Mar Marcos, que tras ver las imágenes de “Teranga”, me propuso exponerlas en nuestra casa. El sitio concreto de la exposición es el pasillo del Decanato, se encuentra en la tercera planta del Edificio Principal de la Facultad, pueden preguntar a los vedeles, ellos sabrán indicarles como llegar 😉 Se dará comienzo a la exposición el próximo día Lunes 9 de Junio, la clausura de la misma será el día 30 de Junio.

« Teranga » no habría sido posible sin el apoyo de Fátima Cruz, mi compañera de camino, que se sumó y me apoyó en este proyecto sin pensárselo dos veces ; quiero agradecer también a mi madre, que gracias a ella pude realizar este viaje a Sénégal e inmortalizarlo en forma de fotografías ; a mi padre y al fotógrafo Hamadi Ananou por ayudarme en la logística de este evento ; a mi Tita Francis por aconsejarme y estar siempre pendiente ; a Juan Cruz por enseñarme a hablar en público y a mover eventos de este tipo ; a todos los que asistieron a la presentación de la anterior edición y a todos los que ya disfrutaron de esta exposición anteriormente. El único nombre que aparece en el cartel es el mío, pero quiero resaltar que «Teranga » es el fruto de la labor de varias personas 🙂

Me ausentaré de Madrid unos días, pero los que quieran que les haga una visita individual por la exposición, sólo tienen que escribirme, estaré encantado de poder hacerlo cuando vuelva jiji

Sólo me queda decirles que disfruten de la exposición, que intenten ver lo que hay detrás de cada mirada, sonrisa, rayo de sol, grano de arena, gota de agua… Sénégal encierra algo más que esto, encierra humanidad, bondad, el saber vivir, pero sobretodo nos confiesa algo más : la hospitalidad, la « Teranga » 😉

“Vivir de costado” (Videoclip oficial) de River House

Tengo el honor de presentarles el videoclip de “Vivir de costado”, una canción escrita e interpretada por River House. Tuve el placer de realizar este videoclip, la grabación se hizo en Enero del 2013 y el video salió a la luz el mes de Mayo del mismo año. Realizar este videoclip fue una gran gran experiencia, ya que era la primera vez que dirigia actores (en este caso actores no profesionales), la primera vez que realizaba un proyecto videográfico de este calibre con una cámara D-SLR; también agudicé mi labor como montador.

Espero que os guste este videoclip, si están buscando alguien para realizar el clip de su banda o grupo, ya saben a que puerta pegar… 😉

“Vampiros en La Habana” (1985) de Juan Padrón

Vampiros en La Habana.

Me atreví y me lancé, nunca había visto una película cubana (o eso cre recordar) y menos de animación. Andaba el DVD de « Vampiros en La Habana » (1985) del cubano Juan Padrón en casa, tenía muchas ganas de verla y también hacer un pequeño comentario sobre ella. Este film animado narra la historia del enfrentamiento entre dos bandas vampirescas, la americana « Capa Nostra » liderada por Johnny Terrori y la europea « Grupo Vampiro » con sede en Düsseldorf, por el control del « Vampisol », una poción que permite al vampiro que la beba resistir a la luz del Sol.

La película es extravagante, atrevida, divertida y para un público adulto. A nivel técnico es un poco pobre, pero no por ellos menos buena ; los personajes se mueven sobre un fondo que parece una acuarela, y esto le da a nivel estético un toque muy bueno. Una de las cosas que más me llamó la atención de este film son los diálogos, y sobretodo las expresiones y los acentos de cada personaje, es algo alucinante ; tenemos acento cubano, español, italiano, inglés, frances, inglés estadounidense, etc.

« Vampiros en La Habana » es una especie de crítica, podemos compararla con el mundo real. Imaginémonos que se encuentra un medicamento que puede curar el más terrible de los cánceres, pues seguramente habrá empresas farmacéuticas privadas que intenten hacerse con la medicina y negociar con ella a precios exorbitados, donde sólo unos pocos podrán hacerse con ella. Es más o menos esto lo que vemos en este filme, el científico Werner Amadeus Von Drácula (hijo del gran y legendario Conde Drácula) logra inventar el « Vampisol », la « Capa Nostra » quiere erradicarlo para poder seguir negociando con sus playas privadas para vampiros, y el « Grupo Vampiro » quiere hacerse con la fórmula de la poción para poder venderla a un precio muy alto. Padrón logra hablar de este tema tan presente en nuestra sociedad con mucha agudeza, de una manera cómica pero a la vez
astuta.

Si algún día quieres ver un film diferente, de culto, divertido y estrafalario, « Vampiros en La Habana » de Juan Padrón es tu película.

Un pequeño comentario sobre el film “Playtime” (1967) de Jacques Tati

Playtime cartel

(este comentario se ha escrito pensando en la película “Tiempos Modernos” (1936) de Charles Chaplin)

En este film el director francés nos muestra a un París “high-tech” (pero nada futurista), donde nuestro amigo, el sr. Hulot (personaje encarnado por el propio Tati y que ya hemos visto en películas anteriores como “Las vacaciones del señor Hulot” (1953) ) nos deleita con un humor muy delicado, fino y poco extravagante durante dos horas. Se nos muestra a una sociedad muy americanizada, esto se ve muy claro con el nombre que se le da a los establecimientos y bares, por ejemplo “La Cafetería Drugstore”, el “Hôtel Royal Garden”, entre otros.

Este film se me recomendó como respuesta a “Tiempos modernos” (1936) de Charles Chaplin; pues tengo que decir “Playtime” no tiene nada que envidiarle a Chaplin, su humor es igual de acertado que el primero. Una de las grandes diferencias entre estas dos joyas del cine es que, en “Tiempo modernos” vemos unos personajes a nivel económico muy pobres, y en “Playtime” unos burgueses muy adinerados.

Uno de los grandes aciertos en este film es la fotografía, que se nos presenta fría y gris, esto refuerza esta sociedad que nos muestra Tati, muy ordenada y muy moderna. La composición en la imagen es casi perfecta, donde las formas, las líneas y la arquitectura son protagonistas; esto podría ser una clara metáfora de este orden y esta modernidad de la que os he hablado al principio de este párrafo.

Playtime

Hay otros elementos a tener en cuenta, como son el guión y la puesta en escena. Los diálogos en esta película, al igual que en “Las vacaciones del señor Hulot”, carecen de importancia, podría darse perfectamente la película sin ellos; pero Tati usa esos murmullos (que nos recuerdan un poco a las conversaciones y sonidos que escuchamos en los juegos de la saga “The Sims”) de una manera magistral, haciendo que el hilo conductor del film transcurra sin problema alguno. La gran profundidad de campo que vemos en las imágenes de “Playtime” hace que tengamos multiplicidad de acciones en un mismo espacio, hay escenas donde abundan los personajes (tal y como apreciamos en el restaurante-discoteca del Hôtel Royal Garden) y cada uno de ellos realiza una acción diferente; esto es fruto de una puesta en escena y una dirección de actores ejemplar.

Una de las ventajas que le veo a “Tiempos modernos” en comparación con “Playtime” es el contenido emocional, el espectador está más vinculado con la película de Chaplin que la de Tati. Aún así, en “Playtime” también sentimos algo de emoción, sobretodo con el señor Hulot.

En conclusión, “Playtime” no prosperó tanto como “Tiempos modernos” debido a que en la época en la que se hizo el humor estaba muy bien implantado en el cine, pero ambos son films que ya han pasado a la historia del séptimo arte, y ambos están al mismo nivel en cuento a calidad cinematográfica.

“Raíces y clamor” de Ebbaba Hameida y Saâd Jebbour

Cartel Raíces y Clamor

Ya habrán escuchado ecos en Facebook, emisoras de radio, prensa y canales de televisión, pero creo que ya va siendo tiempo de que les hables de “Raíces y clamor” 😉

¿Qué es “Raíces y clamor”? Es un documental que retrata la situación de los estudiantes saharauis en España; sus vivencias, sus deseos y su resistencia. Está dirigido por Ebbaba Hameida y realizado por mi. La palabra “proyecto” ya ha quedado obsoleta para este film, ya que nuestro documental ya es una realidad, tal real que pueden verlo este martes 8 de abril a las 18h30 en la Sala de Conferencias (Edificio nuevo) de la Facultad de Ciencias de la Información en la Universidad Complutense de Madrid. Pero esto no se acaba aquí, el gran gran estreno será en el FiSahara (Festival Internacional de Cine del Sahara), hecho por el cual me siento muy muy orgulloso, ¿quién hubiera dicho que iba a presentar una obra en un festival internacional de cine?

Fueron meses de duro trabajo, pero mereció la pena; y lo más importante, hemos aprendido muchas muchas cosas. Espero verles para el preestreno este martes 🙂