Etiqueta: 2013

“Brunch” de Miguel Andrés Sabogal

Buenas noches a todos, estoy ahora en el salón de casa con mi chica, mi parcero y una amiga. En un ambiente muy casual y familiar, estamos viendo fotos, vídeos, escuchando buena música, hablando…

De entre las joyas que han salido a flote esta noche, está esto, un respiro realizado por mi parce, que lo disfruten 😉

Brunch from Miguel Andrés Sabogal on Vimeo.

“Teranga”, mi segunda exposición fotográfica

Buenos días a todo el mundo 😉

Muchos de vosotros ya habéis oído hablar de mi próximo proyecto fotográfico, hoy he dado un paso más y compartiré con ustedes el cartel del evento. Pero… ¿de qué va esta expo? ¿qué es “Teranga”? En abril 2012 emprendí con mi madre el que es hasta ahora uno de los viajes más grandes que he realizado, Sénégal fue el destino y el motivo de este trabajo. El viaje no duró más de una semana, pero la huella que ha dejado en mi fue importante y es por eso que quise publicar las imágenes que tomé allí… ¡a lo grande! , y… ¿qué mejor forma de mostrar algunas fotografías que una exposición? En total son 22 fotografías a color, en su mayoría retrato aunque podemos ver algún que otro paisaje. Y ahora… ¿qué es “Teranga”? Esta palabra en wolof (el dialecto senegalés) significa hospitalidad, este término estuvo muy presente en aquellos días. Los senegaleses son gente muy hospitalaria, es fácil entablar una conversación con ellos y enseguida te invitan a su casa a tomar el té; por esto y mucho más, estimé que el nombre de Teranga para la exposición era el adecuado.

Esta muestra fotográfica tendrá por duración casi un mes, del 13 de enero al 10 de febrero 2014;  el lugar elegido es el Centro Social Comunitario Casino de la Reina situado en la zona de Lavapiés-Embajadores (Madrid), lo que hace de este sitio el más oportuno para el evento. Y la gran novedad es que el 15 de enero a las 18h30 presentaré personalmente la exposición, hablaré un poco de este trabajo, pondré en contexto las imágenes y compartiré con ustedes algunas de las vivencias que experimenté en aquél país. Es por eso que estaría sumamente agradecido de verles entre el público 😉

Estén atentos a mi página de Facebook y mi cuenta de twitter para estar al tanto de las últimas novedades jiji. Sin más demoras, les presento el cartel de “Teranga”, mi segunda exposición fotográfica

Cartel Teranga Casino de la Reina. Saâd Jebbour.

“Swira” de Fátima Cruz y Saâd Jebbour

Swira. Fátima Cruz y Saâd Jebbour.

Era el 3 de agosto del año 2012, la noche prometía, había un concierto de música Gnaoua en un parquecito que hay cerca de mi casa en Casablanca. Me enamoré, me quedé prendido, no tengo más palabras. Hablé de este evento a Fátima y compartí con ella las emociones que sentí en aquella noche, y en esos días de verano decidimos asistir juntos a uno de los eventos más grandes a nivel mundial de música Gnaoua, ¡el Festival de Essaouira! Y así fue, el pasado mes de Junio partimos juntos a la ciudad costera y vivimos en primera persona aquél espectáculo.

El pasado año os sorprendimos con “Assilah, puertas del añil“, y este año no iba a ser una excepción, nuestra experiencia en Essaouira queda reflejada en estas fotografías. Nuestro viaje por Marruecos consistió en un paseo a través de varias ciudades: Essaouira, Marrakech, Rabat, Casablanca, Tétouan y Chaouen; todas las fotografías que hemos realizado en dichas ciudades han sido tomadas por los dos, pero cada uno de nosotros se está ocupando de una localidad diferente, haciendo así una repartición equitativa de nuestra labor artística.

Tal y como lo están viendo, yo me ocupo de Essaouira; pusimos de nombre a esta galería fotográfica “Swira” que es como se llamaría esta ciudad en dariya, el dialecto marroquí. Con Swira he querido ir más allá de la simple toma de la imagen, quise indagar más detenidamente en cada fotografía, trabajar con ella y darle el valor que merece, hacerla más bonita; lo innovador en este trabajo es el uso del blanco y negro, pero no un BN cualquiera, sino un BN que aporta a las imágenes algo más real, más vivo, más humano, más empático, más humilde. Espero que sepan apreciar este pequeño detalle, y que les gusten nuestras fotografías, porque no hay cosa más complaciente para un fotógrafo (escritor, pintor, escultor, artista en general) que el hecho de que admiren el trabajo que ha realizado con mucha paciencia, amor y esfuerzo.

Les dejo con Swira, que disfruten, que disfruten y que disfruten. Muchas gracias a todos por vuestro apoyo, ¡nos vemos pronto con Marrakech! 😉

“África” de Mohamed Sani

África. Saâd Jebbour.
Un cachito de África, mi Marruecos

“Tierra nuestra, continente nuestro, cuna de la humanidad, continente hospitalario por excelencia.

Del norte al sur y del este al oeste; África está repleto de diversidad cultural, lingüística y étnica. Posee una naturaleza exuberante, por eso se le llama continente verde.
África, lugar que alberga la sonrisa más auténtica, el trato más humano, el corazón más fuerte, la amistad más genuina, la mirada más pura…
Con todo esto te considero rico, querido África. Aunque ellos te llamen tercer mundo o continente pobre. Porque para ellos, ser rico es tener el bien material sin saber valorarlo o crear conflicto en el mundo.
Hijos del mundo, tenemos que levantarnos de una, firmes de corazón para salvar esa tierra y su gente. Gritemos juntos a fin de que la bandera de la justicia ondee en el techo de ese bonito continente.”

Mohamed Sani

No pude evitar sentirme implicado al leer este texto redactado por mi buen amigo Mohamed Sani; persona muy noble, periodista, un ser sereno, paciente, observador, amable, buen musulman, agradecido, trabajador, luchador. Una persona que sabe donde enfocar su mente en los momentos duros, una persona que admiro por sus cualidades.

Espero que les guste, de vez en cuando le verán por aquí, en mi blog 🙂

¿Somos nosotros “Los subterráneos”?

Somos nosotros los subterráneos. Saâd Jebbour.
Foto realizada días antes de acabar el libro 🙂

Esto lo he escrito ayer por la tarde…

“Acabo de terminar de leer “Los Subterráneos” de Jack Kerouac. Siempre habrá discordancias entre hombres y mujeres, pero la gran realidad es que, la mujer necesita desesperadamente al hombre para vivir, y el hombre necesita desesperadamente a la mujer para vivir; ambos somos seres muy sensibles. Pero siempre habrá ese choque de intenciones, esas pequeñas discordancias (y me atrevería a decir hasta, “insignificantes discordancias”) que son capaces de derribar todo un edificio construido durante años.

¿La solución? Aprender a ceder, aprender a perdonar, pensar un poco más en el otro; por ambas partes claro está. Tampoco ceder tanto hasta el punto de autodestruirse, eso ya es otro problema innecesario, gratuito. Por lo tanto queridos amigos, deténganse un poquito, respiren y siéntense en un lugar tranquilo y piensen en esto que acabo de decirles… si tienen algún problema o preocupación, quizás estos consejos les regalarán varios años de felicidad en sus vidas.

Si ven que esto les sirve díganmelo, me harían muy feliz, aunque… ya lo estoy 🙂

Gracias por este magnífico libro, por todo el apoyo, por todos los consejos, por todas las horas pasadas delante de la pantalla… la lista es larga. Gracias 🙂 “

Ceuta, una olla llena de rica cultura

Ceuta olla llena de cultura. Saâd Jebbour.

Te sientas un lunes por la mañana en un banco público en Ceuta, imaginemos que está situado en la calle Real. Las personas que ves pasar no se parecen unas con otras, gente de muchas culturas: musulmanes, cristianos, chinos, africanos, hebreos… Ceuta es una olla llena de cultura en plena ebullición.

Creo que hay poca gente consciente de este hecho, se podría aprovechar esta olla para realizar ricos guisos y platos. Platos como encuentros culturales, semanas donde cada grupo social muestra al público elementos de su cultura, compartiendo con el resto la historia de esta, su gastronomía, su música, su cine, su literatura, etc.

Se podría hacer algo así, sería una experiencia que marcaría a más de una persona ¿quién me apoyaría en una iniciativa como esta para un futuro no muy lejano?

Equinodermo

Equinodermo cartel. Ana Ortega.
 
Les presento el cartel de Equinodermo, un cortometraje escrito y dirigido por mi amiga Ana Ortega; tuve la suerte de ser el fotofija durante una parte del rodaje, y compartí con ustedes el reportaje fotográfico en su momento. Al igual que muchos de vosotros, estoy impaciente por ver el resultado, jaja; mientras esperamos su llegada, vuelvo a compartir con ustedes el teaser. ¡Que disfruten! 😀
 

!Break the wall! (please, do it easy)

Nice (France), 18 Mars 2013

Hola, buena noche.

Llevo mucho tiempo sin escribir, mucho mucho tiempo, quizás demasiado; pero no, nunca olvidaré las palabras que me dijo una vez mi querido parce, “el dejar de escribir forma parte del buen escribir”.  Y esto es aplicable a todo, el dejar de fotografiar forma parte del buen fotografiar, el dejar de comer forma parte del buen comer. Pero aquí estoy ahora, con unas ganas inmensas de hacerlo, aunque sin nada especial que decir. A mi derecha, una copa de vino rosado (bien fresquita claro está), a mi derecha un purito de la marca Panter (como los que fumaba mi padre), y un poco más a mi derecha mi chica, acompañada de nuestro amigo Roberto el Gato.

Se suele hablar de la calma antes de la tormenta, en este caso es lo contrario. Pasó el diluvio, pasó y dejó huella, cuántos malos tragos tuve que soportar, cuántos… Una vez un amigo llamado Juan me explicó el principio de la vida con tan sólo dos velcros, uno de color negro y otro de color blanco, !nada más! El color blanco simbolizaría lo bueno, el negro lo malo, uno no puede darse sin el otro, una especie de ying yang, uno no puede vivir sin el otro, y viceversa. En su momento (y lo sigo haciendo), aguanté y luché inconscientemente por salir, por seguir sonriendo, por aprender y por vivir.

¿Qué es la vida sino un juego? ¿Has salido alguna vez a la calle y te has preguntado cosas como, a dónde irá cada uno, qué es lo que mueve a toda esta gente? Es algo que me pregunto todos los días, la gente camina muy segura, como si supiera con toda la certidud del mundo a dónde ir. Me fascina y a la vez me agobia ver y apreciar todas las posibilidades que nos ofrece la vida, todos los caminos que hemos podido coger, todos los caminos que hemos dejado de lado para centrarnos (o no) en el que estamos ahora. Una vez un hombre llamado Steve Jobs dijo “La gente piensa que concentrarse en algún proyecto significa llevar a cabo una idea que tienes en mente. Pero no significa eso en absoluto. Significa decir no a las otras cien otras ideas buenas que hay.” !Cuánta razón tiene usted señor Jobs!

Break the wall. Saâd Jebbour.

Hacia mi derecha, más o menos un metro veinte (calculado a ojo), se encuentra una mesita de noche con dos pisos. En el primero, una pipa muy larga y fina (preciosa coño, preciosa. Perdón), una copa de vino abandonada por mi individua, un despertador, mi amigo Fletcher, Margarita la flor, y el tabaco que me regaló el Julián (Don Julián, como los puritos). Una planta más abajo, un pequeño transistor que me acompañó en infinitas noches e infinitos desayunos, ofreciéndome buen Jazz para mis oidos, ofreciéndome momentos de bohemia y quizás momentos de inconsciente ensoñación.

No, no puedo echarle la culpa a nadie. Yo solito he construido este muro, este muro creado en un principio para proteger mi castillo de enemigos, pero ahora, lo único que hace es encarcelarme. El deseo de querer hacerlo todo muy bien, todo perfecto, es lo que jode la marrana. Es necesario acabar con ese muro para poder respirar y seguir viviendo.

!BREAK THE WALL!

(revisado y ampliado hoy, 20 de abril. Día de mucho viento, mi día de descanso, día de disfrute)

Saâd Jebbour

Petite fleur

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Un desnudo, no es solamente retirar cariñosamente la vestimenta que esconde la belleza de un cuerpo. 

Es dejar de lado el individualismo, el egoísmo, ese “yo”. Abrir los ojos, y ver al “otro”, sentirlo.

Buenos días

Despierta.

Sacude los sueños de tu pelo,

mi niña bonita,

mi amor.

Escoge el día, y escoge la ilusión de tu día. La divinidad del día.

La primera cosa que ves.

Sacude los sueños de tu pelo.
El peine desprendía sueños
 
James Douglas Morrison, más bien conocido como Jim Morrison.