Etiqueta: saad j

Petite fleur

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Un desnudo, no es solamente retirar cariñosamente la vestimenta que esconde la belleza de un cuerpo. 

Es dejar de lado el individualismo, el egoísmo, ese “yo”. Abrir los ojos, y ver al “otro”, sentirlo.

Campeonato de España de Puzzles @ Hotel Convención (Madrid, 25/02/2012)

Recuerdo aquel día con mucho cariño, fue uno de esos días largos y agotadores, días en los que vuelves derrotado a tu hogar pero con una sonrisa protagonizando tu rostro. Fue un sábado, precedido por un viernes en el que su noche albergó un bonito encuentro con mis amigos, nada mejor que esto para fotografiar con alegría.

Robert y M Le Fou me propusieron asistir como fotógrafo oficial al Campeonato de España de Puzzles, no me lo pensé dos veces. Cuando salí de casa el Sol llevaba poco tiempo brillando en el cielo, al rato me reuní con el equipo técnico, éramos cuatro: Robert (sonido), Guillermo (ayudante y hermano del primero), M Le Fou (video), y finalmente, el fotógrafo.

Después de una mañana intensa (pero placentera) de dedicación a nuestra labor, fuimos a comer entre amigos para volver a ponerse manos a la obra por la tarde. Al llegar por la noche a casa sentía el peso de todo el día sobre mis hombros, dulce encuentro con la cama. Señoras y señores, a esto se le puede llamar un buen y provechoso día, lleno de aprendizajes y experiencias que se recordarán a lo largo de toda la vida. Aunque hayan quedado muchos meses atrás, aún puedo recordar la broma del día, ¡los puzzles cheeseburger! 😀

Agradecimientos a Robert y Miguel por haberme ofrecido esta oportunidad.

Saâd Jebbour

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Idramante @ La esquina del zorro (Madrid, 03/03/2012)

Recuerdo aquel día con mucho cariño, podríamos dividirlo en dos partes: la primera de ellas la compartí con ustedes, ¡Vaya tarde la de aquel día! ; la segunda… lo haré ahora 😉 Nunca antes me hubiera imaginado presenciar un concierto de una música tan linda en un hogar tan divino.

Fátima me había invitado a un concierto de un grupo italiano denominado Idramante, en una pequeña y acojedora librería situada en el  barrio de Vallecas (Madrid) llamada la Esquina del zorro, con una sonrisa dibujada en mi rostro acepté ir. Vine acompañado de dos grandes amigos, Vilches y Gaïa (¿dije alguna vez que mi amiga Gaïa posee muchas lentes y botones?). La velada fue espléndida, me sentía como en casa, pude fotografiar con total comodidad… ¡da gusto trabajar así! 😀

Mejor me callo, creo que una vez más, mis fotografías hablarán por mí. Que disfruten.

Saâd Jebbour

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Tarde de margaritas

Llevan las margaritas pululando por mi cabeza un par de semanas (y no es casualidad). ¿Existe alguna flor más sencilla y bella que la margarita? ¿Existe algo más bello que la sencillez?

El ser humano siempre anda complicándose la vida y corriendo tras el viento sin cesar, dejando de lado cosas tan bonitas como puede ser una margarita. A este mundo le falta un poco de humanidad y color, ahora más que nunca parecemos máquinas en vez de personas (y esto es sólo el comienzo). Si hay algo que realmente aprendí en mi viaje a Sénégal, es la sencillez (que no simplicidad), la sencillez nos ayuda a disfrutar mejor de todo lo que nos rodea. Todavía queda un tiempecito antes de que comparta con vosotros mis fotografías realizadas en Sénégal, paciencia. 😉

Además de las fotos, me gustaría compartir unos versos propios, escritos casi al mismo tiempo que estas fotografías, jiji.

“Era tan sólo una niña
cuando quiso ser madre joven.
Todavía no sabía lo que era el mundo,
pero ella quería compartir su pequeño universo.”

Saâd Jebbour

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

¡Vaya tarde la de aquel día!

Era una soleada tarde, de los primeros días de Marzo. Algunos tuvieron problemas el día anterior (hasta llegaron a echarles de un garito de la oscura noche madrileña), otros se estrenaron conduciendo por la capital. Hubo reconciliaciones, interpretaciones de sueños, risas, bebidas rusas de tinte oscuro, manteles 4×4, rap de tonalidad norteafricana y comida (mucha comida).

Alguien con cabeza nos consiguió un nombre, el anterior no “molaba”. El viaje comenzó con los “Masones del Ghetto”, a mitad de camino tropezó con una bandada de “jijijis”, para aterrizar en la “Velada sin nombre”.
Pero… ¿sólo pasó esto? No, le dejo la palabra a mis fotografías, ellas sabrán expresarse mejor que mi persona.

Saâd Jebbour

El pase de diapositivas requiere JavaScript.