¡Vaya tarde la de aquel día!

Era una soleada tarde, de los primeros días de Marzo. Algunos tuvieron problemas el día anterior (hasta llegaron a echarles de un garito de la oscura noche madrileña), otros se estrenaron conduciendo por la capital. Hubo reconciliaciones, interpretaciones de sueños, risas, bebidas rusas de tinte oscuro, manteles 4×4, rap de tonalidad norteafricana y comida (mucha comida).

Alguien con cabeza nos consiguió un nombre, el anterior no “molaba”. El viaje comenzó con los “Masones del Ghetto”, a mitad de camino tropezó con una bandada de “jijijis”, para aterrizar en la “Velada sin nombre”.
Pero… ¿sólo pasó esto? No, le dejo la palabra a mis fotografías, ellas sabrán expresarse mejor que mi persona.

Saâd Jebbour

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

One thought on “¡Vaya tarde la de aquel día!

Deja un comentario